ABRAZANDO LA SOMBRA

Emma Alfaro

Quisiera de verdad entender. Dejar de tener estas guerra mentales. Estos sueños fallidos que se convierten en pesadillas cuando mi cabeza toca la almohada y me hundo en ese mundo que añoro. Ese mundo que quizá ya no tenga nada para mí. A veces quisiera saber que pasará cuando yo no persista. Cuando al fin me deje caer completamente. ¿Quién va a ayudar a levantarme? ¿Quién estará ahí para mí?

Todos tienen su período azul. Este problablemente sea el mío. No sé cuando empezó, pero todo tiene un origen. Puede que sea desde que nací o tal vez desde el día en que el mundo se me cayó por primera vez. No puedo ser positiva, eso me mata y definitivamente no me hace más fuerte. Están esas palabras que aún me sostienen con fuerza, que me aferran a lo importante. Pero esas palabras son sólo un recuerdo.

Escucho el sonido del agua al caer. Siento el calor en mi mano derecha. Escucho esos gritos desgarradores que claman por la muerte. Veo todas aquellas bolsas de ropa en el corredor de mi casa. El ventilador roto. La cama del hospital y las lágrimas de mi madre. Escucho la guitarra de mi abuelo. Siento el abrazo de aquel extraño que siempre deseé conocer. Recuerdo la caída en el pavimento. El abrazo de mi hermano. Las ilusiones destrozadas de la persona más fría que creo conocer.

Todo gira y gira y pierde su dirección. Todo se arremolina y estalla desde lo más profundo. Las palabras son omnipotentes y me gritan que regrese. Pero todas las voces las ahogan. Veo a mi alrededor y no sólo hay paredes azules. No me calman, pero sé que me ayudan. Intento tomar una mano que me ayude a salir, pero de repente me doy cuenta de que estoy amputada. Rota como un cristal afilado que nadie quiere tomar con sus dedos.

Todas estás luces se encienden y alejan mi sombra. No quiero perder mi sombra porque está ahí cuando todo lo demás falla. ¡Maldito agujero negro! ¿te lo piensas llevar todo? Sé que no soy perfecta y jamás lo seré, pero ¿por qué estos pecados no dejan de condenarme? Acaso debo empezar a señalar con el dedo a todo lo que vive. ¿Debo empezar a usar mi pasado como una justificación? Maldición, ¡no!.

No soy mármol y tampoco una piedra. No soy un árbol torcido. Soy alguien que quiere ser una persona. Tengo sentimientos y soy contradictoria y joder ¿que no me entienden? Bienvenidos sean, yo tampoco me entiendo. He recorrido mis propios caminos y he asumido sus consecuencias y si a alguien le han afectado mucho es a mí. Puedo ser el chivo expiatorio, adelante lo he sido tantas veces que ya no me sorprende.

Después de todo soy un maldito fénix. Mi tiempo esta pasando y al final esto sólo será otra puerta en otro laberinto. Me equivoqué por supuesto, soy humana. Lamento no ser la diosa o el ser omnipotente que me consideraron, pero jamás voy a poder serlo y así como he aceptado tanto daño y tantos errores lo ideal sería que los míos sean aceptados, pero veo que no es posible. Tal vez tenga que volver a volar como las águilas y dejar de sentir que soy una gallina.

Elegir jamás será fácil y mientras uno no decide, las posibilidades están abierta. Creo que señalar mi cicatriz no hará que vuelva a sangrar. Estoy orgullosa de mis cicatrices y mis pesadillas no son tan malas después de todo. Sólo intentan preparme para esas cosas para las que no tengo fuerza. De nuevo abrazo mi sombra que no me ha abandonado jamás. Mi sombra no tiene la culpa de esto y posiblemente yo tampoco, pero lo acepto porque me ha tocado vivirlo.

Si volviese a vivir cometería los mismos errores. Si regresara al pasado no arreglaria nada porque todo lo que ha tenido que pasar ha sido para aprender. Y como me digo a mí misma el dolor y el sufrimiento es y siempre será lo mejor que me puede pasar en la vida. Siempre estará ahí para hacer lo que muchas personas rodeandome no podrán. Para impulsarme en las cosas que no me atreva. Abrazo mi dolor y dejo que en él se sanen mis heridas, porque nada es más bello que renacer de las cenizas.

Al final las palabras siguen ahí, siguen en mí. Aferradas y forjadas con el acero de lo más importante: AMOR. No me debo permitir olvidarlas fácilmente y si bien no todos son recuerdos bellos no significan que no ayuden. Pueden pasar los años y se pueden hacer grandes las distancias. Puedo cambiar tanto como lo desee y como lo necesite, pero esas palabras siempre van a ser mi verdad. Gracias por decirlas de verdad porque siempre serán un recordatorio de lo bueno que es la vida en el dolor y lo bueno que es abandonarla para estar mejor. Ahora ya no estás conmigo, pero tu presencia seguirá aquí porque, aun si no tengo a nadie, tú crees en mí.

Escrito por

Emma Alfaro

Publicado en Literatura | Etiquetado , , | Deja un comentario

MANUEL MIRANDA, LECTOR DE ESTE BLOG, COMENTA…

A través de este blog, ha habido un estímulo para la investigación de ciertos temas. Por ejemplo está el caso de Manuel Miranda, quien leyendo en MÁS ALLÁ DE LOS 400 CERROS sobre la familia Miranda, se dio a la búsqueda de otros datos. Este día publicamos, con su permiso previo, un pequeño comentario enviado por él a nuestro correo electrónico.
Óscar Perdomo León

***

SOBRE LA FAMILIA MIRANDA

Qué alegría tener un poco de contacto con ustedes, inclusive este blog generó contacto con Eduardo Salazar Miranda, hijo de Gina Miranda (hermana de Olga Miranda, de la hacienda de los Miranda) y comenzamos averiguaciones muy interesantes; investigamos hechos  de hace 250 años atrás mas o menos, para nosotros es una alegría  saber que alguien quiera conocer un poco de la historia de nuestro pueblo dentro de lo que participaron sus antepasados, no por otra cosa, sino por compartir hechos de la historia de la cual se conoce un poco nada más y al escarbar uno se da cuenta de las miserias que muchas veces vieron nuestros antepasados y que hay gente que piensan que fueron muy ricos y al final fueron personajes muy sacrificados.

El general Indalecio Miranda, por ejemplo, si bien es cierto fue un gran guerrero, él se enroló en la milicia no por otra cosa sino por sobrevivir, él fue mercenario y el gobierno le pagaba por sus habilidades para combatir, fue así que le pagaban con tierras y logró obtener la finca «La Soledad» en Usulután, con aproximadamente 1600 manzanas de terreno. Al final de su vida, dentro de lo que se sabe, peleó batallas en Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Gualcho (frontera con Honduras) y la de más significado contra Justo Rufino Barrios en Chalchuapa, que de haberla perdido seríamos chapines; por cierto, existe un obelisco en Chalchuapa que le menciona; y en Guatemala se habló mucho de la derrota de Justo Rufino Barrrios contra el general Miranda.

Al hacer un recuento de los hechos históricos, la historia de nuestra familia Miranda viene a ser bastante parecida a la gran mayoría de historias de salvadoreños que en la actualidad vivimos en nuestro pequeño El Salvador. Por ser países colonizados  la gran mayoría tenemos historias bastante parecidas, donde el hambre y el deseo de sobrevivir hicieron que nuestra gente corriera a hacer cosas sorprendentes, la  diferencia entre las familias fue que nuestros antepasados vinieron antes o después unos de otros pero el final fue el mismo, sobrevivieron e hicieron de alguna forma Historia.

Cualquier cosa estoy para servirles.

Escrito por:

Manuel Miranda

***

Pueden disfrutar de otras fotografías del viejo Sensuntepeque dando un clic aquí.

Publicado en Opinión | Etiquetado , , | Deja un comentario

EUNICE ECHEVERRÍA, bióloga.

Eunice Echeverría, sensuntepecana, bióloga de profesión, es actualmente la directora del Museo de Historia Natural de El Salvador (MUHNES) y tiene en su haber un historial de logros y metas conseguidas que llenan de orgullo a estas tierras cabañenses.

Eunice Echeverría 2

A la izquierda, Eunice Echeverría.

Eunice es una mujer sencilla, sincera y amena, además de ser hija de la poetisa Maura Echeverría; sobre ella descansan dos de los más grandes reconocimientos que la comunidad científica puede otorgarle a alguien: el bautizo  de una nueva especie de flora y fauna en su honor.  Sus descubridores decidieron darle tal distinción agregándola a la corta lista de personajes salvadoreños que han dado su nombre para la ciencia.

Las dos especies son Hemiphileurus euniciae. Meliosma echeverriae.

La primera es una especie de escarabajo y la segunda es un árbol en lo nebuloso del Parque Nacional de Montecristo, conocido entre los lugareños como «Naranjo de montaña».

Naranjo de montaña

Naranjo de montaña (nombre científico: Meliosma echeverriae).
Hemiphileurus euniciaeUn tipo de escarabajo desconocido hasta hace muy poco por la ciencia (nombre científico: Hemiphileurus euniciae).

***

Escrito por

Érika Valencia-Perdomo

***

Fotografía de Eunice Echeverría por Cindy Guerra.
Fotografía del Naranjo de montaña extraída de El Diario de Hoy. Fotografía del escarabajo proporcionada por Eunice Echeverría.
***
Artículo relacionado: EXPOSICIÓN ITINERANTE LLEGA A SENSUNTEPEQUE. Entrevista a Eunice Echeverría. Fotorreportaje.
Publicado en Biología | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

COMBO DE LA PAZ HIROSHIMA

El músico sensuntepecano Álvar Castillo (quien es tan conocido en El Salvador por su canción Canasúnganana), actualmente reside en Hiroshima, Japón y participa en varios grupos musicales, entre ellos en el «Combo de la paz». Este día les traemos su canción de presentación.

Para quienes no puedan correr el video aquí en el blog, lo pueden hacer dando un clic aquí.

OOO

Publicado en Música, Sensuntepeque | Etiquetado , | 2 comentarios

EXPOSICIÓN DE ACUARELAS EN ESPACIO CULTURAL

Acuarelas por Adonay Rivas 1

En «Espacio Cultural» se está exhibiendo, a partir de este mes de junio, una exposición de acuarelas realizadas por el artista Adonay Rivas. Los invitamos a que la visiten.

o

Acuarelas por Adonay Rivas  4

o

Acuarelas por Adonay Rivas  2

o

Acuarelas por Adonay Rivas  3

o

Acuarelas por Adonay Rivas  5

Fotografías:

Óscar Perdomo León

Publicado en Pintura | Etiquetado , , , | Deja un comentario

MIS PRIMERAS PALABRAS. Poeta RS

Poeta RS

Este día les compartimos a través de este espacio, el video «Mis primeras palabras» (de producción sensuntepecana), de este joven músico que se hace llamar Poeta RS.

MIS PRIMERAS PALABRAS

Para quienes no puedan hacer correr el video aquí en el blog, le pueden dar un clic al siguiente enlace: MIS PRIMERAS PALABRAS.

***

Publicado en Música, Sensuntepeque | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

LOS HERMANOS TORRES (de El Salvador). Música

Hermanos Torres

Los Hermanos Torres, originarios del cantón El Caracol, de Ciudad Victoria, departamento de Cabañas, fueron una agrupación musical que tuvo mucho éxito en el departamento de Cabañas. El grupo era llamado para amenizar fiestas, en la época cuando habían muy pocos aparatos de sonido para tocar discos.

Tuvieron una vida musical muy activa desde la década de 1950 hasta aproximadamente 1980.

Hermanos Torres - copia (5)

Laura y Desiderio

Dos de los sobrevivientes de ese grupo musical son Desiderio Torres (1936) y su hermana Laura Torres (1926). Desiderio era el bajista del grupo y Laura tocaba eventualmente la guitarra.

Laura Torres

Laura Torres, a sus 88 años de edad.

Desiderio Torres

Desiderio Torres, a sus 77 años de edad.

Este día les traemos dos canciones interpretadas por los Hermanos Torres. Las grabaciones son caseras y fueron hechas alrededor de 1975.

EL AUSENTE

(Escrita por Consuelo Castro, Sandro, Antonio Aguilar y Lorenzo de Monteclaro)
Canción interpretada por los HERMANOS TORRES.

LA ÚLTIMA NOCHE QUE PASÉ CONTIGO

(Escrita por Roberto Collazo Peña -Bobby Collazo-.)
Canción interpretada por los HERMANOS TORRES.

Texto:

Érika Valencia-Perdomo

y Óscar Perdomo león

***

Las primeras dos fotografías proporcionadas por los Hermanos Torres. Las últimas dos fueron tomadas por Óscar Perdomo León.
Publicado en Cabañas, Música | Etiquetado , , , | 9 comentarios